Acelgas

Beta vulgaris variedad Cycla

Historia

Posiblemente su origen se halla en las regiones costeras de Europa, a partir de la especie Beta marítima o acelga marina, obteniéndose por un lado la acelga (var.cicla) y por otro la remolacha (var.vulgaris). Los árabes fueron quienes iniciaron su cultivo hacia el 600 a.C. Tanto los griegos como los romano apreciaron las acelgas no sólo como alimento sino también como planta medicinal.

 

En España el cultivo de la acelga tiene cierta importancia en algunas zonas del litoral mediterráneo (Barcelona, Murcia, Valencia, y Málaga) y también en Badajoz, Madrid y Zaragoza.

 

En el año 1999 se obtuvo una producción anual de acelgas de 47.703 toneladas. La exportación de acelgas es poco significativa, siendo el principal país de destino Francia.

Tipos

Variedades de producción primaveral-estival

 

·         Verde de cortar

·         Verde de penca blanca estrecha

 

·         Verde de penca blanca raza Bressanne: Color verde-amarillo muy claro. Hojas grandes. El abuñolado del limbo es muy ondulado. El peciolo es de color muy blanco y la penca es de hasta 15 cm.

 

·         Verde de Penca blanca raza Ampuis

 

·         Verde de Penca blanca raza París

 

·         Amarilla de Lyon”: De color verde-amarillo. Las hojas son grandes. Posee mucho abuñolado, el peciolo es de color blanco. La penca tienen una anchura de 10 cm.

 

·         Amarilla de cortar

 

·         White Silver

 

·         Hawai

·         Variedades de producción otoño-invierno

 

Verde de penca blanca ancha

 

·         Verde de penca blanca raza Niza: El color del limbo es verde amarillo muy claro. Las hojas son muy grandes. El limbo posee un abuñolado muy ondulado. El peciolo es de un color blanco muy puro y la penca es de hasta 10 cm de ancho.

 

·         Gigante Fordhook: El color del limbo es verde amarillo muy claro. Las hojas son grandes. El limbo posee un abuñolado muy ondulado. El peciolo es de un color blanco muy puro y la penca es de hasta 10 cm de ancho.

 

Paros: De color verde oscuro y hojas grandes. El limbo posee las hojas ligeramente abuñoladas. El peciolo es de color blanco y la penca es ancha.

 

·         Amarilla de Lyon Dorat

Descripción

El Fruto

La acelga (Beta vulgaris var. cicla) es una planta con grandes hojas verdes y carnosas pencas blancas, que se emplean para la alimentación humana.

 

Se consume normalmente cocida y aderezada como hervido, o bien como acompañante de carnes, pescados, etc. Su sabor es semejante al de las espinacas pero algo más suave.

 

Como ocurre con el resto de verduras, es conveniente consumirlas en el menor tiempo posible, ya que conforme transcurre el tiempo tras su recolección se pierden propiedades nutritivas. Se puede conservar en el frigorífico no más de 4 días, pudiendo mejorar las condiciones de conservación introduciéndolas sin lavar en un envoltorio de plástico perforado.

 

Su composición nutritiva por cada 100 g de producto fresco es: agua 91,1%, grasas 0,3%g, fibra 0,8 g, hierro 3,2 mg, calcio 88 mg, vitamina A 6.500 UI, vitamina C 3,2 mg. Es una planta laxante y digestiva; tras la espinaca es una de las verduras más ricas en calcio.

 

Se disponen en el mercado durante todo el año y se pueden encontrar frescas o congeladas. Los mejores ejemplares son los que tienen las hojas tersas, brillantes y de color verde uniforme. Conviene que las pencas sean duras y de color blanco. En caso de dietas de adelgazamiento son un plato muy recomendable dado su escaso aporte calórico. Sin embargo, deben limitar su uso aquellas personas propensas a cálculos biliares y renales por los oxalatos que contienen.

 

La exportación de esta hortaliza es en la mayoría de los sitios poco significativa. En España hace algunos años el valor fue relativamente importante y fue destinada principalmente a Francia.

La planta

Se trata de una planta bianual de día largo perteneciente a la familia de las Quenopodiáceas. Su nombre botánico es Beta vulgaris var. cicla.

 

Cuando las temperaturas son elevadas y los días tienen una duración mayor de 12 horas, la planta puede finalizar su ciclo en pocos meses, de manera que pierde todo su valor comercial ya que sale la flor.

 

La raíz es bastante profunda y fibrosa. Las hojas son grandes de forma oval tirando a acorazonada. Tiene un peciolo (penca) ancho y largo que se prolonga en el limbo y que constituyen la parte comestible. El color varía según las variedades de verde oscuro fuerte a verde claro.

 

Durante el segundo año de cultivo emite el tálamo floral, muy ramificado, con flores provistas de cáliz acrescente lo que origina una infrutescencia en glomérulo, como consecuencia de la cual 2 ó 3 flores quedaran englobadas en un solo fruto.

 

La semilla es poligérmica y, por tanto, de cada una de ellas pueden nacer 2 ó 3 plantas. El poder germinativo es de unos 4 años.

 

Cuidados

Esta planta se puede mantener en maceta o en tierra, aunque se recomienda que sea en tierra por que necesita espacio hacia abajo para sus raíces.

Se recomienda tener de 25 a 50 cm de profundidad para la planta

Dejar al menos 8 centímetros entre plantas si es en tierra o una maceta por planta.

La acelga prospera en casi cualquier suelo, no es mañosa, lo único que necesita es que la tierra nunca se sature de agua. Ahora si se quiere sacar su máximo provecho se necesita una tierra rica en nutrientes y con muy buen drenaje.

La acelga al igual que otras hortalizas de raíz prefieren tierras con pH cercanos a 6,5.

Germinación

Las semillas de la acelga se ponen a remojar en agua por uno o dos días antes de plantarla, al igual que las semillas de la betarraga o remolacha. Luego las semillas se plantan a 2,5 cm de profundidad directo en el suelo. Si vamos a plantar en hileras en un huerto, se plantan las semillas a 8 cm de distancia entre una y la otra. Dado a que las acelgas necesitan mucho espacio para las raíces, se separan las hileras en 45 cm. Si vamos a plantar en un macetero, ponemos una planta por macetero.

Podemos empezar a plantar las acelgas cuando faltan 2 o 3 semanas para la última helada de la temporada, idealmente en primavera. Esto para que alcancen a desarrollarse para fines del verano. Si vivimos en un lugar con un invierno no muy agresivo, podemos plantarlas a fines del verano para cosechar en invierno.

Exposición al Sol

La acelga gusta de lugares soleados en jardines o terrazas, pero también puede tolerar, sin verse afectada. Como la albahaca, puede vivir sin problemas a luz indirecta.

Riego – Agua

La acelga necesita que la rieguen 2 o 3 veces a la semana, esto dependiendo de qué tan caluroso esté el clima. Lo ideal es darle buena cantidad de agua en cada riego. Si la plantas en maceta te recomiendo que la riegues cada vez que la tierra pierda su color negro de estar húmeda.

La acelga es una planta que no necesita de muchos cuidados. Es muy resistente contra plagas y enfermedades.

La acelga puede hundir sus raíces hasta 90 cm. En los huertos esto es muy bueno porque del subsuelo puede sacar todos los minerales que necesita. En cambio, en macetas, la acelga las copará rápidamente con sus raíces, dejando poco espacio para tener otro cultivo en el mismo macetero.

Al momento de cocinar la acelga se debe hacer por separado las hojas de la penca (tallo) debido a que tienen distintos tiempos de cocción.

 

Enfermedades y plagas

En el huerto se nos pueden presentar algunas plagas y enfermedades durante el cultivo de la acelga. A continuación destacamos los más relevantes.

 

Plagas de la acelga:

 

·         Gusano blanco (Melolontha melolontha). Este insecto, es un coleóptero y en estado adulto tiene de 2 a 3 cm de largo, con la cabeza de color negro y el resto del cuerpo parduzco ocre. Sus larvas tienen un cuerpo blanquecino, con el extremo posterior abdominal de color negruzco.

·         Gusano de alambre (Agriotes lineatum). También es un coleóptero cuyos adultos miden de 6 a 12 cm de longitud, son de color oscuro y de forma alargada. Sus larvas son de color pardo dorado, con cierta semejanza a los ciempiés, de forma cilíndrica y producen galerías en las raíces de las plantas.

·         Gusano Gris (Agrotis segetum). Es un lepidóptero que produce daños en la vegetación, seccionando el cuello de las plántulas recién plantadas.

·         Mosca de la remolacha (Pegomia betae o P. hyoscyami). De adultos tienen la cabeza grisácea con una rayita roja en la parte frontal y sus larvas tienen una longitud de unos 7 mm. son de cabeza gruesa y no tienen patas. Estas perforan la epidermis y penetran en el interior de los tejidos del limbo, haciendo galerías que pueden llegar a ocupar toda la superficie foliar.

·         Pulguilla (Chaetocnema tibialis). Es un escarabajo de unos 2 mm de longitud, de forma oval, de color negro verdoso y brillo metálico, que realiza pequeños orificios redondeados en las hojas.

·         Pulgón (Aphis fabae). Se suelen situar en el envés de las hojas provocando daños que pueden afectar a la comercialización de las acelgas.

Enfermedades de la acelga:

 

·         Mildiu (Peronospora farinosa f. sp. betae). Este hongo se manifiesta por una roseta de hojas jóvenes distorsionadas, cloróticas, densas y arrugadas con márgenes rizados hacia abajo. Los síntomas parecen en la parte baja de las hojas del cogollo.

·         Cercospora (Cercospora beticola). Aparecen en las hojas pequeñas manchas redondeadas de unos 3 mm de diámetro. Al principio el centro de la mancha es grisáceo, después se forman unos puntitos negros cubriendo toda la superficie de las hojas.

·         Peronospora (Peronospora schatii). Aclaran las hojas y las deforman. El envés queda cubierto por un moho gris o violáceo.

·         Sclerotinia (Sclerotinia libertiana). Se desarrolla en los tejidos produciendo un moho blancuzco. En las raíces aparecen manchas grandes que al final se reblandecen, pudriéndose.

·         Virosis. Las más comunes son el Mosaico de la remolacha, el Amarilleo de la remolacha y el Virus I del Pepino. Todos ellos provocan un amarilleo y rizado de las hojas, junto a manchas de color verde pálido u oscuro.

Cosecha

Dependiendo de la época en la que se plante, puedes comenzar a cosechar a partir de las 8 semanas o dos meses, ya que veas que las hojas están maduras pero saludables.

Las hojas que estén manchadas, tengan algún tipo de plaga o enfermas de algún tipo no so aptas para el consumo humano.

Puedes tener cosechas a finales de verano o a finales de invierno

Cuando las hojas de la acelga alcanzan los 18 cm se comienza por arrancar las de más afuera. Cuando la planta está más grande se arrancan las hojas verdes y las pencas (tallo blanco o rojo dependiendo de la variedad).

 

Uso

Es muy común su uso en la cocina, así como es considerada por muchos como una planta medicinal.

 

Beneficios de la acelga

Propiedades de la acelga

Entre las propiedades de las acelgas y desde el punto de vista de sus beneficios para la salud, al igual que la mayoría de las hortalizas de hoja proporciona poca energía, aunque contiene algunos carotenoides, vitamina C y folato.

 

Como tradición popular la acelga es conocida como una verdura refrescante, laxante y diurética, utilizada en inflamaciones del aparato urinario, el estreñimiento, hemorroides y dermatosis. También, tradicionalmente, una vez cocida y bien triturada las acelgas, pueden usarse para cataplasmas sobre quemaduras, abscesos, forúnculos, tumores y hemorroides.

 

Dentro de las numerosas aplicaciones medicinales y alimenticias de las que goza la acelga, en ensalada con zumo de limón fortalece el estómago y vigoriza el cerebro, así como desinflama los nervios. También se aconseja tomarla como zumo junto con berro a partes iguales en ayunas contra los cálculos biliares.

 

Está documentado que la acelga es beneficiosa en enfermedades como las inflamaciones de los riñones, uretra y pelvis renal, trastornos del hígado, inflamaciones de la vesícula biliar, cólicos hepáticos y nefrítico, gota, reumatismo, diabetes, enfermedades de piel como excemas (enfermedades en las que existe una inflamación de la piel), úlceras, llagas, hemorragias de los intestinos, inflamaciones del duodeno, enterocolitis, asma, supresión de la orina, emisión difícil o dolorosa de la orina, vómitos de sangre, etc. Para todos estos casos se usará la acelga en forma de ensalada o cocida a vapor, o mejor aún, en forma de zumo.

 

Otras propiedades de las acelgas en la modalidad de cataplasma son utilizándola en el alivio de las hemorroides, úlceras, heridas, llagas. Contra el reumatismo se usa cataplasma de las hojas frescas de la acelga con apio. En enemas se usa la acelga en cocimiento y alivia los pujos en las diarreas sanguinolentas.

Blog: Guía de plantas Fig Est

Related

Eneldo

  Anethum graveolens Historia Esta planta, también conocida como anethum o hinojo, contiene una larga lista de propiedades y beneficios…

Gardenias

Historia Existe evidencia de que Gardenia jasminoides se encontraba en el cultivo en China desde la dinastía Song (960-1279 dC),…


Puedes eliminar los anuncios si te suscribes a alguna de nuestras Membresías

Productos relacionados

Puedes eliminar los anuncios si te suscribes a alguna de nuestras Membresías

Deja una respuesta